domingo, 25 de noviembre de 2007

Misión y Visión.... ó ¿pa' dónde va esta CroMi?





Resulta casi paradójico hablar de Misión y Visión, para una institución como la Corporación QUEÑUA que lleva ya casi 5 años de vida... desde su constitución un día Miércoles 23 de Abril del 2003..... Para much@s de nosotr@s, este no debiera ser ni siquiera un tema, porque se sub-entiende que tanto la MISIÓN como la VISIÓN son partes integrantes de los procesos iniciales de cada institución y nosotr@s no debieramos escapar ni ser excepción de la Regla.
Sin embargo, no quiero ser soberbia... muy por el contrario. Nuestro andar en la Corporación QUEÑUA ha sido lento, intenso, dificultoso y lleno de fe y esperanza. Creo que ha sido necesario esperar todos estos increibles 5 años para poder definir y redefinir ¿para dónde vamos?, ¿por qué?, ¿para quienes? , ¿con quienes?.... ¿cuales son los valores y principios que subyacen en la Corporación QUEÑUA?. Quizás, porque han aparecido nuevos actores, que se la juegan día a día y por entero en el trabajo comunitario; quizás porque hemos estado caminando y creciendo institucionalmente; quizás porque los escenarios políticos y sociales también han ido cambiando; ó quizás porque esta etapa de vida es parte del proceso natural de transformación que tenemos que experimentar.... quizás todos los "quizás" anteriores y a la vez.
Hoy llegó la hora, de detenernos un instante, y revisar ¿pa' dónde va esta micro?; Retomar la MISION y la VISION, y ORDENARLAS, ESCRITURARLAS, SISTEMATIZARLAS... porque están apareciendo muchísimas redes, propuestas, conversaciones .... que nos invitan a participar y comprometernos con causas justas y nobles, asociadas a temas muy sentidos por tod@s los del QUEÑUA, como por ejemplo: el VIH SIDA, JUVENTUDES, CULTURA, DROGAS, VIF, EDUCACIÓN, TRABAJO... entre otros. Asi que tod@s aquell@s que se creen relamente el cuento (y en especial este cuento), están invitados a caminar con y desde el QUEÑUA.... y aunque a veces no lo crean: SI SABEMOS PA' DONDE VA LA MICRO (y tu también lo sabes).

martes, 20 de noviembre de 2007

Abriendo el corazón... para hacer Patria

















He decidido escribir algunas líneas respecto de la INSTITUCIONALIDAD..... sobre este marco jurídico que nos permite actuar dentro de determinados parámetros legales, y espacios administrativos, económicos, políticos, sociales y culturales que no siempre son los más acogedores y representativos según mi modesta opinión, pero como dicen... ES LO QUE HAY.
Es esta INSTITUCIONALIDAD (impuesta por otra mayor: el ESTADO) que nos norma, regula y orienta nuestro quehacer a diario. Podemos estar a favor ó en contra de los mecanismos que nos regulan... sin embargo, es inevitable abstraerse de este sistema... al menos, que hayamos decidido vivir totalmente al margen de toda ley y por consiguiente seamos capaces de autosustentarnos, por ejemplo.... Y aun que ESTO NO ES MALO, también es poco probable.
Ustedes se preguntarán ¿por qué abordo este tema? ¿qué tiene que ver con la Corporación QUEÑUA?... entre otras interrogantes que aparecen... Decidí abordar el tema, porque muchos de nuestros/as socios/as y colaboradores, día a día, entregan sus mejores esfuerzos personales, su corazón y afecto en el trabajo comunitario que ellos realizan y a los cuales se dedican con mucha mística y entrega personal.
Es posible que hayan entregado lo suyo (su aporte) no precisamente por su identidad con la INSTITUCIONALIDAD, sino porque su compromiso, su cariño, su actitud de entrega les brota del alma, espontáneamente.... Estas conductas y sentimientos, son dignos de imitar y emular ... y son además parte significativa de mi vieja Escuela de Aprendizaje, de la "Universidad de la Vida" .... Así aprendí a trabajar desde la institucionalidad ... desde la figura CORPORATIVA, y me costó sudor, lágrimas, llanto y también alegrías, recibir aquellos aprendizajes de los cuales aun conservo los mejores recuerdos y las mayores esperanzas.
Entendí que si quería mejorar la calidad de vida de la gente, tenía que trabajar duro, muy duro; que no bastaba tener buenas ideas y propósitos porque tenía que materializarlos en proyectos, en propuestas concretas... aun asi, mis esfuerzos (y los de muchos amigos caidos en este proceso) serían insuficientes si no entendía de una vez por todas que era necesario crear una CORPORACION, que nos permitiera dar riendas sueltas a esos sueños tan anhelados. Para lograr este propósito, hay que saber sumar voluntades; sumar a buenas personas que se encanten y enamoren de este trabajo comunitario.... liberador. En este proceso, estamos TODOS INCLUIDOS.
Sin embargo... haga lo haga... de algo estoy convencida y es que no quiero más caídos en este caminar; no quiero que alguien se duela en su actitud de entrega; no quiero invisibilizar sus aportes; ni desconocer sus méritos personales.... NO QUIERO, ni tampoco puedo hacerlo, ya que con ésto yo misma me duelo (más aun, si mi orgullo muchas veces me supera y no sé muy bien disculparme).
Y por otra parte, también estoy convencida.... de que CRECER implica una actitud de entrega total, de humildad, de renuncia, de solidaridad .... estas son palabras mayores (y me incluyo)... muy difíciles de alcanzar. Pero ¿quién dijo que esto era imposible?.
Así que, aunque no quiero pedir las tradicionales disculpas porque me parece de un modo u otro, entrar en la lógica ó círculo de la Violencia ya que es probable que mi torpeza se repita; sólo quiero pedir humildemente a la gente que quiero y me acompaña: comprensión por mis aprehensiones, por mi celos institucionales, por mi agresividad, mi pasión, mi rebeldía... y también mi agotador cansancio (nuestro cansancio que a otros descansa).

Por ahí leí en alguna parte unos versos de Gibrán, de los cuales sigo aprendiendo:

MORIREMOS,
PARA DAR VIDA A LA VIDA.

ASÍ COMO NUESTROS DEDOS,
URDEN LAS PRENDAS QUE JAMÁS VESTIREMOS.

ECHAMOS LAS REDES,
PARA LOS PECES QUE JAMÁS PROBAREMOS.

EN ESTO QUE NOS ENTRISTECE
...
ESTÁ NUESTRA ALEGRÍA

Con muchísimo cariño para todos mis amig@s, soci@s y colaboradores (que son un solo todo) de la Corporación QUEÑUA, y en especial para el Equipo del Proyecto Juventud y Carrete: Karen, Johanna, Miguel, José y John.

sábado, 17 de noviembre de 2007

Terremoto ... Minuto a minuto ¡¡infórmate!!

Estimados/as amigas:
En el Diario Virtual El Morrocotudo, se está difundiendo las graves repercuciones del Terremoto de Antofagasta, Tocopilla y otras ciudades afectadas. Para estar informados y hacer llegar nuestros aportes, visita el siguiente link http://www.elmorrocotudo.cl/admin/render/noticia/12762

domingo, 11 de noviembre de 2007

En los Graffitis subyacen realidades callejeras .... y una pasión infinita



Ayer me sentía especialmente cansada ... con ganas de llegar a mi casa para dormir y recuperar algo de sueño acumulado. Sin embargo, sentía que no podía estar ausente de la Jornada de Graffitis que se realizaría en las murallas de la Junta de Vecinos Nº 48 "Unión y Amistad", institución presidida por la Sra. Ximena Marin.
Los chiquillos del Proyecto Juventud y Carrete del QUEÑUA, nuevamente estaban ahí... organizados, integrados, dispuestos con y para los jóvenes.... Los presentes en la actividad, eramos aprox. una veintena de personas, de los cuales alrededor de 14 graffiteros (incluyendo a 2 niños del Club infantil de la Población Tacora que se pintaron hasta el pelo). Si hubiesemos tenido más recursos para comprar spray (latas), rodillos y pinturas látex, habriamos organizado una super graffitada para invitar a todos aquellos jóvenes que sólo esperan su momento para expresarse en las cientos de murallas de Arica que aun se pueden ocupar.
La Jornada de Graffitis transcurrió armonicamente entre apoyos y gestos solidarios, compartir las pinturas y las técnicas, entre risas y carcajadas, espacios reflexivos, conversaciones para coordinarnos, preparación de pinturas, sus buenas colaciones, la integración de hombres y mujeres trabajando juntos, la musica de fondo de AFIC y otros cantantes de hip hop.... incluyendo la infaltable "visita" de la patrulla de Carabineros que nos solicitaban bajemos el volumen por quejas de los vecinos (que a mi juicio no estaba tan alto .... pero eso a ellos no les interesa ¡¡¡obvio!!!) . Todos los ingredientes de una jornada graffitera estaban presentes . TODOS (lo bueno, lo malo y lo bonito). Y algo más que me hizo reflexionar profundamente, mientras Karen Medina entrevistaba uno a uno a los chiquillos por su graffitis. Me impresionó un joven estudiante del Liceo Pablo Neruda, de quien no recuerdo su nombre (hoy... después de varios días, supe que se llama Mauricio Ruz), y con quien sostuvimos una conversación emotiva, profunda, que no sé describir sin que me emocione nuevamente. Si, porque hablamos de lo que el siente por el hip hop, que significado tiene su graffitis.... en fin, las preguntas fueron aflorando una tras una, quería saber más de su forma de sentir y pensar.
Cuando él nos dice que para el su música lo esto en su vida ..... se me hizo un nudo en el pecho, y respiré profundo para no llorar. Y a penas le dijimos si quería rapaearnos, él se inspiró .... y comenzó con toda su artillería acompañado por Jonathan quien beatboxeaba su rap.
Él comenzó a hablarnos del contenido de su rap, a qué le canta , en qué se inspira... hablamos de la discapacidad, de la Teletón, de la discriminación y de la necesidad de integración social, de la pobreza, del amor. Dada su corta edad, me impresionó sin lugar a dudas esa sabiduría que le brotaba en cada una de sus palabras.... Y me dejó pensando una vez más que aun nos falta mucho por hacer por mejorar la calidad de vida de la gente. Que la pobreza y la discrimación aumentan nuestra angustia. Que todos tenemos algún tipo de discapacidad.... que escondemos muy bien algunos... que hay mucha gente perseverante, luchadora que con todas las adversidades intenta salir adelante..... Y que.... por muchas limitaciones sociales, culturales, económicas (entre otras) que podamos tener, siempre tendremos una voz , una conciencia y una pared para seguir expresando nuestra verdad. Con cariño, para tod@s los y las graffiteros de esta angosta y larga faja de tierra, y especialmente a Eme (Mauricio).