domingo, 25 de mayo de 2008

Para las y los Forrest Gump de corazón



Muchas películas (más allá de sus temáticas centrales) nos dejan algunas enseñanzas acerca de la vida. Hoy quiero recordar a FORREST GUMP (Tom Hanks).
La película cuenta la historia de un hombre simple a lo largo de su vida, que debido a su retraso mental y las vivicitudes de la vida termina conociendo figuras de relevancia histórica y siendo testigo de eventos de magnitud, pero siempre sin darse cuenta de lo que está pasando a su alrededor. En sus primeros años de vida, Forrest tenía la espalda encorvada, y usaba soportes en las piernas para mantenerse erguido y caminar. Debido a sus metales en las piernas tampoco podía correr. Cuando un grupo de pendencieros trata de cazarlo con sus bicicletas, Forrest comienza a correr urgido por Jenny. Al comenzar a correr, los soportes metálicos de sus piernas caen y Forrest corre velozmente a lo largo del pueblo. Desde ese día Forrest toma un gusto por correr y a todos lados a donde se dirige lo hace corriendo.
En su etapa adulta y por amor a Jenny, un día, Forrest comienza a correr a través del país. Corre de costa a costa, y luego comienza de nuevo, corriendo continuamente a lo largo de "tres años, dos meses, catorce días, y dieciséis horas". Su dedicación inspira un movimiento de corredores, incluyendo a una multitud que corre tras él. La muerte de Jenny por un virus, provoca en Forrest a preguntarse sobre la naturaleza de la vida cuando se dice; "No sé si mamá o el teniente Dan tenían razón. No sé si cada uno tiene un destino, o si estamos todos como flotando alrededor empujados por una brisa, pero creo, que tal vez es ambos, tal vez ambos ocurren al mismo tiempo".
Esta película impacta por la calidad humana de una persona simple, solidaria, buen amigo. Nos llama la atención la perseverancia de un hombre que corre, buscando el sentido de vida, ese sentido que solo el tiempo y la reflexión profunda lo puede explicar.
Para todos/as los/as Forrest Gump que conozco..... para que no se cansen en esta lucha diaria de construir una sociedad más justa y más equitativa. Para todos mis amigos y amigas con quienes comparto desde aquí y en la distancia. Gracias porque seguimos corriendo juntos buscando caminos de esperanza y justicia social.
Con mucho cariño para todos /as los/as amigos /as y socios/as de la CORPORACION QUEÑUA.