lunes, 8 de junio de 2009

Un árbol que crece al interior de los corazones Ariqueñ@s


Organizando la esperanza desde nuestra QUEÑUA
Corporación QUEÑUA como mezcla de utopías, de gente linda, de romanticismo y de trabajo comunitario hecho acción, acción con propósito de cambio…







Entrevista realizada a Silvana Durán Ciña, socia fundadora de la Corporación QUEÑUA, reconocida trabajadora comunitaria y educadora popular de la ciudad de Arica.
¿Qué es el QUEÑUA y cuáles fueron las motivaciones principales que llevaron a formar la Corporación?
El QUEÑUA es una Corporación de derecho privado sin fines de lucro, pero la diferencia está a partir de las personas que la forman. Se constituye a partir de las voluntades de personas que de cierta manera estaban vinculadas al mundo del trabajo comunitario, pero que al mismo tiempo no tenían roles protagónicos porque como educadores populares no tenían las capacitaciones formales que se requieren en la dinámica institucional gubernamental, que exige títulos y una serie de requisitos formales.
Teníamos vivencias durante los años de dictadura de gran participación comunitaria social, pero que habíamos quedado al margen de cierta manera en los procesos de toma de decisiones dentro de otras corporaciones. Estas corporaciones que se formaban también con la misma propuesta sin fines de lucro, etc. Que tenía mucha coincidencia con lo que nosotros planteábamos, pero no se materializaba en algo real. Yo creo que lo que estábamos buscando era un espacio en sociedad, un espacio para decir nuestras verdades, compartir nuestros sueños y para ir materializando las utopías que siempre nos han caracterizado.
La Corporación QUEÑUA se llama Centro de Promoción e Integración Socio Cultural. Integración está entendida, como inclusión de todas las personas; Centro de Promoción porque nosotros queremos promover a los seres humanos, es decir, a las comunidades sin distinción de raza, sexo y condición. Y Socio Cultural porque no se puede pensar en un cambio sin los componentes sociales y culturales.
¿Qué es QUEÑUA?
Para los que no conocen lo que es el QUEÑUA, es un árbol que crece al interior de Arica, sobre los 3.500 metros del nivel del mar, por ahí por Putre hacia arriba, el cual tiene una característica de la zona norte, de esta zona especialmente andina y este árbol crece ante las adversidades climáticas. La QUEÑUA es un árbol que esta protegido por la CONAF, es un árbol que tienen propiedades curativas, y también sirve de combustible para el mundo andino. Hablar de QUEÑUA es que todos de alguna otra manera venimos de procesos difíciles, dificultosos, dolorosos, pero hemos sido resilientes, hemos sabido luchar frente la adversidad, yo creo que eso hace la diferencia que tenemos en el QUEÑUA, mientras se mantenga la mística que construimos entre todos y todas día a día.
Tenemos mucho cariño y respeto por lo que hacemos, creo que esa es la mística que hemos generado y ha sido un proceso pleno, yo creo que en mi vida había soñado algo que fuera materializado de esta manera y sobre todo porque ya no siento el peso del QUEÑUA como responsabilidad personal, sino que de un colectivo de personas que siente que es propio y eso lo hace mas interesante y mucho más esperanzador porque es compartido. Mi cansancio que otros descansa, es el cansancio de un objetivo mayor que es el descanso de los más humildes, de los más sencillos como dijo David Ordenes.
La postura del QUEÑUA es…
Reconstruir la esperanza.
Tiene que ver con una postura de vida, una postura desde el trabajo comunitario con, desde y para la gente. Una adhesión con la gente más vulnerada, es ahí, donde no llegan los beneficios de este sistema o si llegan, son parcializados o sin dignidad. Nuestra postura es que lleguen con dignidad. Y nuestra lucha es que lleguen porque se lo merecen, porque es un derecho, y ahí nosotros somos un instrumento.
La postura es democrática, en la cual se integren todos y todas. Nosotros podemos tener una mirada política social, pero no una mirada impuesta, es una mirada de respeto aunque tengamos diferencias. También es una postura centrada en la diversidad, en el ser humano, en la diversidad de los colores y las opciones, también eso es valido. Es una mirada ecológica donde el ser humano está en el centro.
No esta el poder jerárquico que invisibiliza al otro. Hay una relación horizontal donde hay compromisos y responsabilidades compartidas. Quizás por todo esto la educación popular nos llama y se ajusta a esta forma, a esta propuesta QUEÑUA.

1 comentario:

Anónimo dijo...

La peor información que he visto en mi vida, LA PEOR...