sábado, 31 de julio de 2010

“CESCO ARICA: TRABAJANDO EN RED HACIA LA FORMACIÓN DE UNA COMISIÓN DE POLIMETALES”

Ensayo: Silvana Duran Ciña, 9 semestre Carrera Trabajo Social - UTA

Sin lugar a dudas, cualquier tema social debiera ser objeto de desarrollo de un ensayo, de un debate, de una reflexión, de una investigación. Si es cuestión de mirar la vida misma para encontrarnos con cientos -quizás miles- de hechos sociales, con los que nos cruzamos a diario en la calle; en el trabajo; en las instituciones; en el aula; en la familia; en el encuentro cotidiano con las personas. Situaciones que emergen de problemas psicosociales, catástrofes naturales, enfermedades o cualquier otra expresión donde exista presencia e intervención del ser humano, es motivo suficiente para que se intente escudriñar, examinar, comprender la forma en que las personas nos vinculamos con nuestro entorno, el cual se caracteriza por su multidimensionalidad, por la interdependencia y su constante interactividad. Diversas situaciones nos convocan a la reflexión y también nos mueven a mirar en profundidad, a ser críticos, denunciantes, propositivos, de la realidad emergente, de la co-construcción de la historia pasada, presente y futura, como un continuo recursivo.

El presente es un año decisivo para la definición profesional de cada una de las alumnas de la Carrera de Trabajo Social que estamos egresando de la última promoción del Programa Académico Especial (P.A.E.) de la Universidad de Tarapacá. Ha sido largo el caminar, y pareciera ser que el tiempo se mide a veces tan solo en un parpadear de ojos. Y hoy estamos aquí, en pleno proceso de elaboración de nuestros respectivos Seminarios de Título, con el corazón en la mano y la esperanza viva de que todos nuestros esfuerzos sean el reflejo digno de la misión alcanzada.
Para la triada que integro y que constituimos uno de los grupos de investigación, fue complejo definir y optar por un tema de Estudio en particular especialmente por la diversidad de temas y lo atrayentes que resultan ser estos cuando nos detenemos a mirar en profundidad cada uno de ellos. Sin embargo la decisión fue unánime y asumida con la convicción de que todos queríamos aportar con un “granito de arena” a una temática tan sensible y presente para las personas que viven hoy en los sectores más contaminados por polimetales de la ciudad de Arica, como lo son las poblaciones Cerro Chuño y Los Industriales I, II, III y IV.
Sin el propósito de dejarnos llevar por los egos ni tampoco por la soberbia, debemos confesar que no dimensionamos suficientemente que esta propuesta de investigación se tornaría cada día aun más compleja de lo esperado, porque además de ser un Estudio de alcance Exploratorio Descriptivo, nos proponíamos aportar a los procesos de cambio, y para ello agregamos un grado de dificultad a nuestra propuesta: la realización de un Estudio con metodología de Investigación Acción Participativa, esto es intervenir en terreno. La fortaleza principal de ésta, estriba en la posibilidad que brinda el abordar -desde una perspectiva integral y participativa-, situaciones sociales que requieren algún cambio o desarrollo. Este proceso se traduce además en la necesidad de disponer de los tiempos cronológicos y espaciales adecuadamente amplios para observar en terreno los resultados de una investigación perfilada en profundidad.
Interesante se torna entonces, el proceso de investigación que estamos aun vivenciando, y que nos conlleva a definir el ¿cómo contribuiremos efectivamente al fortalecimiento de las redes en este entorno social?; ¿cómo nos vamos a relacionar entre las personas naturales y las instituciones o personas jurídicas participantes de los procesos?; ¿cómo se va a producir la sinergia requerida para avanzar hacia la transformación social que contribuye también al mejoramiento de la calidad de vida de las y los vecinos de estos sectores focalizados, y en estos, preferentemente de aquellos que se encuentran en situación de alta vulnerabilidad y riesgo social?. En definitiva, ¿qué efectividad tiene el trabajo de las redes actualmente involucradas en las problemáticas ambientales, en la generación de mayores niveles de participación ciudadana y en la búsqueda de determinadas soluciones a las dimensiones sociales que emergen de la contaminación?
La Federación Internacional de Trabajadores Sociales y la Asociación Internacional de Escuelas de Trabajo Social definen el concepto de redes sociales, como aquella transdisciplina del Trabajo Social “La profesión de trabajo social promueve el cambio social, la resolución de problemas en las relaciones humanas y el fortalecimiento y la liberación del pueblo para incrementar el bienestar. Mediante la utilización de teorías sobre comportamiento humano y los sistemas sociales, el trabajo social interviene en los puntos en los que las personas interactúan con su entorno. Los principios de los Derechos Humanos y la Justicia Social son fundamentales para el trabajo social”.
Por otra parte, para el jurista francés, Maurice Hauriou, “una institución es una idea de obra o de empresa que se realiza y dura jurídicamente en un medio social; para la realización de esta idea, se organiza un poder que le da una serie de órganos; por otra parte, entre los miembros del grupo social interesado en la realización de tal idea, se producen manifestaciones de comunión, dirigidas por los órganos del poder y reglamentadas por procedimientos”. La doctrina de la institución investigada por Hauriou “constituye, en cierto modo, el resultado final de una fecunda vida dedicada por entero al estudio de una amplia serie de problemas jurídicos y sociales. Las instituciones representan en el derecho, como en la historia, la categoría de la duración, de la continuidad y de lo real; la operación de su fundación constituye el fundamento jurídico de la sociedad y del Estado”.
Relacionando estas dos últimas definiciones, que podemos asociar además a conceptos del SER y el DEBER SER, Jorge R. Tagle del Departamento de Filosofía de la Universidad de Córdova, Argentina señala que “Desde el momento en que el deber ser tiene su realidad y expresión en las normas y éstas existen, no cabe duda de que son, o lo que es igual que participan del ser”. “(….) el fin de las normas consisten en que actúan como causa motivadora sobre la voluntad del hombre. La norma no tiene que explicar hechos sino provocarlos”.
Es en este afán profesional de buscar distintas fuentes de información que contribuyan a nuestro proceso investigativo para el Seminario de Título, fue que acordamos participar en el Primer Congreso Internacional de Medio Ambiente convocado por el CESCO: Consejo Económico Social y Comunal de la Municipalidad de Arica, el cual actúa como órgano asesor y consultor creado por la Ley 18.695 Orgánica Constitucional de Municipalidades.
Este Congreso, se realizó con fecha 09 y 10 de Julio del presente y en el cual participaron alrededor de 200 a 300 personas, todos ellos actores sociales, representantes de organizaciones territoriales, funcionales, productivas, gremiales, sindicales, deportivas, culturales, indígenas, entre otras; todos convocados con el propósito de exponer, reflexionar, debatir, presentar diversas propuestas ligadas a materias de legislación y regulación de delitos de medio ambiente, cuidado del suelo, del aire, del recurso hídrico, forestación, entre otros. Hubo 5 expositores que lograron favorecer la reflexión y suscitaron el interés de los asistentes al evento, con las respectivas temáticas expuestas, generando insumos intelectuales para el trabajo grupal de las Comisiones de se articularían con posterioridad.
Sin perjuicio de la gran relevancia de todos los temas expuestos por connotados especialistas de prestigio nacional, uno de los aspectos que suscito gran interés en las y los participantes fue la esperada intervención del expositor Sr. Fernando Dougnac, abogado ambientalista, quien abordó el tema de Justicia Ambiental para Contaminados por Polimetales. A esta exposición, se suman otras dos presentaciones de gran pertinencia, la primera es la función que desarrolla la BIDEMA Brigada de Delitos contra el Medio Ambiente de la Policía de Investigaciones de Chile, en funcionamiento desde el año 2009. La segunda exposición corresponde a la Srta. Sandra Ugarte, Ingeniero Agrónomo que abordó el tema de la Fitorremediación de Suelos y que lo vinculó a los suelos contaminados con metales pesados, de las poblaciones Los industriales y Cerro Chuño.
El desarrollo de las 7 Comisiones de trabajo consideraron las siguientes temas medioambientales: Polimetales; Agua; Dakar y Patrimonio; Borde Costero; Minería; Cosmovisión Andina; Estrategia para la Agricultura en el Desierto. Es importante precisar que estos 3 destacados expositores mencionados anteriormente se integraron a la Comisión de Polimetales, haciendo claros aportes técnico – profesionales a este enriquecido debate promovido por diversos actores sociales.
Obviamente, la elección del grupo de trabajo en el que participaría ya estaba definido por mi persona, debía de integrarme igualmente a la Comisión de Polimetales con el propósito de conocer aun más en profundidad los saberes, los sentires y las motivaciones que constituyen parte importante de la problemática socio ambiental que se presenta en los sectores contaminados. Por cuanto, mi presencia en este importante Congreso, ya estaba justificado a priori, y mi asistencia a éste ya estaba también determinado, era mi gran pretexto, mi gran excusa que me motivó a levantarme de la cama con un resfrió y una bronquitis insoportable que hace un mes ya se habían hecho crónicos en mí. No obstante me levanté -sabida de que esta actitud irresponsable podría tener serias consecuencias en el futuro próximo-, sentía la inmensa necesidad de hacerme presente, de estar ahí, de hacerme visible y propositiva porque hay aprendizajes de vida que sólo son adquiridos a través de la encorporeización de las experiencias. Como señala Francisco Varela, este concepto de encorporeización da por tanto, “una doble dimensión al cuerpo, esto es, orgánico y vivido (…), lo cual sería un aspecto esencial de la empatía, no como simple interacción, sino como inter-subjetividad fundamental”. En este compromiso irrenunciable, traté de internalizar al máximo cada uno de los dichos en tal extraordinario evento, con la convicción de que éste loable propósito así lo ameritaba.
El debate al interior de la Comisión Polimetales fue muy interesante. Se plantearon cuestiones relacionadas con las normativas del ordenamiento jurídico ambientales y de salud; se abordaron el tema de los vacíos legales y de los estudios periciales realizados por la BRIDEMA; se profundizó sobre las diversas estrategias de fitorremediación de los suelos, haciendo énfasis en una planta denominada Vetiver, planta de bajo costo en su reproducción, que tiene la virtud de absorber a través de sus raíces los metales pesados; se sugirieron promover medidas reparatorias legales y administrativas para atender la salud de las y los niños y jóvenes que presentan daños irreversibles por déficit atencional, hiperactividad, trastornos en el aprendizaje y problemas conductuales, entre otros; generando además la atención de éstos en programas especializados en las áreas de salud, educación, y trabajo; se visualizó además que era necesario que la Sociedad Civil se empodere aun más de los espacios que se están generando a través del CESCO haciendo propuestas claras para mejor intervenir en los sectores contaminados, y para ello se requiere ampliar el paradigma de contaminación a toda la ciudad de Arica, favoreciendo un diagnostico y un plan de intervención que identifique a aquellos sectores más críticos de la comuna; la creación de una Comisión permanente que aborde preferentemente las diversas temáticas asociadas a los Polimetales.
Todas estas propuestas son posibles de alcanzar si y sólo si: se integran armónicamente las personas presentes en el Congreso en las futuras acciones a las que se convoque nuevamente; si existe voluntad política de las autoridades; integración de los diversos actores sociales; implicancia de las instituciones públicas y privadas; real conciencia y compromiso medioambiental; capacidad de la sociedad civil y las instituciones públicas para favorecer el trabajo de las redes sociales; posibilidad de generar nuevas formas de participación ciudadana con capacidad de los actores sociales para promover nuevas Políticas Comunales de Prevención Medio Ambiental.
El desafío de las y los alumnos que hemos decidido trabajar hoy en la Investigación para optar a nuestro Seminario de Título se constituye en una gran oportunidad de generar esos espacios que posibiliten la participación ciudadana; generando los diálogos que convoquen y acerquen las redes sociales de un modo proactivo, con el fin de: optimizar recursos humanos y económicos; desarrollar estrategias en conjunto con todos los/as involucrados/as; fortalecer la Memoria Histórica Colectiva y la Identidad Barrial para favorecer la cohesión comunitaria; actuar juntos y al mismo tiempo para producir un efecto sinérgico en la acción; y contribuir a ese tan anhelado propósito de mejorar la calidad de vida de las y los vecinos de los sectores más contaminados por polimetales de nuestra querida ciudad.
El Sr. Sandro Chávez biólogo peruano, señala en su artículo Una y otra vez la Pachamama nos recuerda que somos sus hijos e hijas, la necesitamos para seguir viviendo, señalaba que “Durante muchos años, miles de personas entre ambientalistas, ecologistas, conservacionistas, pobladores indígenas, entre otros, han venido tratando muchas veces infructuosamente de hacernos ver que nuestro Tierra, la Pachamama estaba herida, estaba fuertemente acosada por las ambiciones egoístas de muchos seres humanos, que solo veían en ella el negocio inmediato y muy rentable para ellos, pero mas no para nuestra amada Madre Tierra. Es más, algunos hasta sustentaron económica, social y políticamente dichos despropósitos, llamándolo "desarrollo", cuando solo había en realidad crecimiento económico muy lucrativo para algunos; sin embargo la pobreza, el hambre y la destrucción de la naturaleza que es el corazón de nuestra Pachamama, continuaba desangrándose aceleradamente.” Para la Cosmovisión Andina, el “vivir bien” es vivir en comunidad, en colectividad, en reciprocidad, en solidaridad, y, especialmente, en complementariedad. El “vivir bien” es vivir en igualdad y en justicia.
Hoy, a partir del Primer Congreso Internacional de Medio Ambiente articulado por el CESCO en la ciudad de Arica, y de las propuestas que de allí emergieron en la voz potente del ejercicio ciudadano -y luego de mucho esperar-, por fin se abre una puerta de esperanza que nos invita a redoblar nuestros esfuerzos para avanzar en la defensa y conservación de nuestra Madre Tierra, en la perspectiva de un verdadero Desarrollo Sostenible para todos y todas, por respeto a nuestros antepasados, para la calidad de vida de las generaciones actuales y por aquellas que han de venir.